Array
veinco residencias

Del residencial a las residencias: el auge de los activos inmobiliarios alternativos

El inmobiliario es una de las brújulas de la economía española y conviene fijarse bien hacia dónde apunta para encontrar pistas de futuro. Desde hace casi tres años, el sector ha conectado la velocidad de crucero y nadie duda ya de que su recuperación es un hecho. Los inversores nacionales e internacionales se muestran cada vez más interesados y disponen de liquidez, pero el segmento residencial -la niña bonita hasta ahora- ya no es lo que era; el mercado es estrecho y la elevada demanda choca contra una oferta limitada, por lo que los inversores han desviado parte de su atención a opciones como los llamados activos alternativos: residencias de estudiantes, residencias para personas mayores, clínicas y centros de ocio, principalmente.

“En países como Estados Unidos o Reino Unido y otros del norte de Europa es un mercado ya maduro, pero en España aún no” y por eso el crecimiento está siendo más llamativo, apunta Pablo Callejo, director de activos alternativos de la consultora CBRE.

La aguja, antes anclada en el residencial, se mueve ahora hacia las residencias, y tanto el entorno macroeconómico como la rentabilidad que ofrecen -entre un 4% y un 5% anual- juegan a su favor. Se calcula que el volumen de inversión de este año podría situarse en torno a los 600 millones de euros, “un incremento vertiginoso respecto a 2016, cuando la cifra final rondó los 45”, estiman desde la consultora JLL.

Los inversores internacionales son los más interesados hasta ahora, si bien los nacionales empiezan a manifestar un apetito creciente. “Se trata por lo general de inversores profesionales especializados en la gestión de los suministros y los recursos en este tipo de activos”, señala Luis Martín Guirado, director corporativo de Desarrollo de Negocio de Gesvalt.

Valor de explotación

Los expertos en el sector, amparados por los datos, aventuran además una evolución positiva de la demanda a corto y medio plazo: España es el destino preferido por los estudiantes de beca Erasmus y es también el lugar de retiro prioritario para la población jubilada del Viejo Continente. Ambos grupos constituyen además nichos potenciales si se tiene en cuenta el aumento de la comunidad universitaria y el crecimiento continuo en el número de personas mayores (para 2031, Eurostat prevé una subida del 35%, hasta los 11,7 millones).

La principal virtud de los alternativos no es tanto el valor del activo en sí, como su potencial para producir beneficios por explotación. “El valor del activo está determinado por el valor de su negocio”, aclara Callejo. Es decir, se busca gestionar un negocio que ofrezca rendimientos sostenidos en el tiempo. El principal inconveniente, sin embargo, es que no hay demasiada superficie preparada para este tipo de inmuebles y eso acaba determinando los desarrollos.

Los inversores “prefieren comprar residencias de tercera edad ya en funcionamiento en lugar de construirlas nuevas, mientras que en las de estudiantes ocurre lo contrario, prefieren reformarlas completamente para levantarlas con servicios y comodidades acordes a las exigencias de los usuarios”, apunta Nick Wride, director de Activos Alternativos de JLL.

Fuente: El Mundo

Who is María Gómez Ramiro

María es CEO en VEINCO Management S.L. Titulada en Arquitectura Técnica por la Universidad Politécnica de Madrid, es también Agente de la Propiedad Inmobiliaria, especializada en la zona Noroeste de Madrid, Pozuelo de Alarcón, Colonia de los Ángeles, Somosagua, Prado y La Finca.

BACK